Josfc's Blog

Un copy-paste de mi vida diaria.

Windows 7

Posted by josfc en 26 octubre, 2008

Windows 7, ahora oficialmente así bautizado, carga la pesada cruz de las decepciones de Vista. Los consumidores, los usuarios de las empresas y los expertos albergan expectativas tan altas en cuanto al SO actualmente en desarrollo, que sería un milagro si el resultado final satisface a alguien. Sin embargo, perdida entre toda la ansiedad está la decisión de Microsoft de aligerar la carga de Windows 7.

En un cambio impresionante, Microsoft anunció que las versiones futuras de Windows no contarán más con correo electrónico, gestión de contactos, calendario, manejo de fotos ni de producción de películas en la instalación inicial. En cambio, se animará a los clientes de la compañía a descargar estas aplicaciones de los servicios online de Windows Live. Y si bien por ahora dichos servicios están un poco por debajo de sus contrapartes actuales del SO, se espera que Microsoft enriquezca todo a tiempo para el lanzamiento de Windows 7 en 2009 o bien 2010.

Esto es precisamente lo opuesto de lo que Microsoft hizo hace 15 años cuando lanzó lo que sería la última gran versión de DOS. Allá por 1993, Microsoft retacó la popular plataforma para PC con sus propias versiones de prácticamente cada utilería popular del mercado. DOS 6 contaba con manejo de memoria, compresión de discos, respaldo, antivirus y optimización del disco duro. Dos áreas -el manejo de la memoria y la compresión- luego engendraron una industria de soluciones que estaban diseñadas para acceder a la memoria entre 640 KB y 1 MB (difícil de creer, ¿no?) y ayudarles a los usuarios a extender su discos duros de 20 MB, los cuales ya estaban hasta el tope.

En aquel entonces entrevisté a varios ejecutivos de compañías competidoras fabricantes de utilerías, y cada uno me dijo que la entrada de Microsoft al mercado y la decisión de vincular dichas utilerías al SO actualizado eran algo positivo. Uno hasta llegó a decir que eso validada el mercado. Otros luchaban por proporcionar mejoras que aumentarían o rebasarían las características que los usuarios podrían encontrar ya en DOS 6. Pero no todos eran felices. Una compañía, Stac Electronics, demandó a Microsoft por su tecnología DoubleSpace porque sentía que Microsoft infringía su propia tecnología denominada Stacker.

A pesar de la bravuconería mostrada por los fabricantes de estas utilerías, Microsoft efectivamente acabó con sus negocios con su decisión de vincular las utilerías con su SO, y pocos sobrevivieron hasta la década siguiente.

Ahora, por primera vez en la memoria, Microsoft hace exactamente lo opuesto; desvincula productos claves de su SO. Microsoft ha dicho públicamente que “ha creído desde hace algún tiempo que una combinación de funcionalidad rica que viene con el SO Windows y los servicios favoritos de los consumidores en la Red producen la mejor Experiencia Windows.” A mí me suena como a declaración no muy sincera.

Me satisface que Microsoft por fin le esté quitando sobrepeso a su SO con Windows 7. ¿Por qué no consideran tomar la espina dorsal de Windows, el Registro, y también le quitan eso? Sólo tómenlo por la espalda y extírpenla. Claro que al principio hará un poco flojo el SO, pero estoy seguro de que Microsoft propondrá una subestructura mejor y más fidedigna para Windows 7.

Éste es un momento decisivo, pero no creo que Microsoft realmente haya cambiado de parecer. Creo que aún quiere acabar con la competencia. El problema es que ya no controla el terreno de juego. Las aplicaciones se ejecutan en el navegador y bien pueden ignorar el SO (a diferencia del navegador, que necesita el SO para ejecutarse).

Rara vez Microsoft ha creado las mejores aplicaciones de su clase (la mayoría de lo que había en DOS 6 eran imitaciones mediocres de sus competidores comerciales), y gran parte de las aplicaciones propias del SO que Windows 7 va a dejar de lado son productos aceptables; pero con frecuencia no se trata de los mejores. Me gusta Movie Maker, pero le saco mucho más jugo a Adobe Premiere Elements. Lo que Microsoft obtuvo con estas aplicaciones y las utilerías que puso en el SO a inicios de la década de 1990 es la conveniencia. Las aplicaciones estaban disponibles dentro de la plataforma; no se requerían discos. En aquel entonces no había ningún Internet donde simplemente uno pudiera descargar una opción nueva.

En la actualidad, si no te gusta lo que hay dentro de Windows, simplemente te conectas a la Red y hallas otra opción, seguido gratuita o muy asequible. No hay forma de que Microsoft compita de manera efectiva con este modelo salvo que regale. Obviamente que Microsoft no va a hacer esto último, pero la idea de que sus productos y servicios compitan por sus propios méritos sin duda es un concepto novedoso para la compañía. Lo único que podría ser más sorprendente es que desvincule Internet Explorer de Windows 7 y deje que los consumidores empiecen a elegir cómo desean navegar la Red y a acceder a los servicios online.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: